El proceso de traducción de textos médicos

El objetivo de las traducciones de textos médicos es el de crear un documento que sea indistinguible de uno escrito por un nativo de inglés: normalmente, un manuscrito de investigación biomédica, una hoja de información profesional sobre la salud, una hoja de información para pacientes, un libro, o el el capítulo de un libro. El documento traducido debe comunicar en forma precisa y elegante el proceso original, los resultados y la intención del autor o autores originales. También debe cumplir con los requisitos establecidos por la revista, libro o publicación.

Nuestra herramienta principal de traducción para esta tarea es MemoQ. MemoQ nos permite almacenar nuestros segmentos traducidos y la terminología compilada en un solo lugar, garantizando la consistencia y la mejora general de nuestras traducciones según pasa del tiempo y las vamos refinando.

Después de una rápida traducción inicial, un traductor sénior traduce cada segmento del documento en forma individual para lograr la precisión y redacción adecuadas. Una vez que todo el documento ha sido traducido, un segundo traductor revisa el documento segmento por segmento, corrigiendo errores e investigando los problemas indicados por el traductor sénior como vagos o confusos. Si el segundo traductor no puede resolver algún problema, entonces nos ponemos en contacto con los autores para aclarar esos puntos directamente.

Una vez que se ha traducido el documento, nuestra directora lo revisa para comprobar que el formato del documento es el adecuado y que no queda ninguna errata o comentario. Finalmente, el documento se envía al cliente para su aprobación.